Día mundial del dulce de leche

Cultura y Ocio Notas
Imágen cortesía de:

24 de junio de 1829. A instancias de la firma del Pacto de Cañuelas, el Comandante General de Campaña Juan Manuel de Rosas recibiría en su estancia, La Caledonia, al General Juan Lavalle. Este último fue el primero en llegar y, cansado, se recostó en el catre de Rosas hasta quedar dormido por completo.

En ese momento en la cocina se encontraba la criada preparando la lechada para acompañar el mate, que al encontrar a la visita durmiendo dio inmediato aviso a los guardias, momento en que llegó Rosas y se pudo subsanar cualquier malentendido. Lo que no se pudo subsanar fue la lechada, ya que al volver la cocinera encontró una sustancia espesa y de color marrón que Rosas no tuvo reparo alguno en probar. Tras agradarle tanto el resultado del olvido, una nueva preparación había nacido.

Sin embargo, pese a lo extendida de la leyenda, también en Uruguay se habla del tema, como lo hizo Alberto Moroy en su artículo Dulce de leche, la discordia, en el diario El País, de Montevideo: “Para los uruguayos el dulce de leche llegó con los esclavos del Virreinato de Rio de la Plata (1778-1811). Es en este punto que se cruzan algunas historias en común, entre uruguayos y argentinos. Una versión indica que fue introducido por Ana Perichón, La Perichona, amante del virrey Santiago Liniers, veinte años antes que la leyenda argentina de la criada de Juan Manuel de Rosas. Ella tenía contactos comerciales con la isla Mauricio, una colonia francesa del océano Índico ubicada a cien kilómetros del África continental hacia el oeste. El virrey Liniers y su amante también eran franceses, aunque la mayoría de los esclavos provenía de Mozambique. De esta forma entre los franceses y esclavos parece estar el origen del manjar criollo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *